• Hotline +33 (0)1 81 93 09 00
  • Nuestras tiendas
  • Mi cuenta
v

¿CÓMO ELEGIR UN BAJO?


El bajo es el instrumento clave de un grupo de música, ya que es el que proporciona el tempo. Menos atractivo que la guitarra, el bajista se mantiene a la sombra del batería o del guitarrista. No es de extrañar que la plaza de bajista fuera la última en cubrirse, ya que había poca gente que eligiera este instrumento.

Desde el nacimiento del rock, el bajo ha sido un elemento realmente importante y, al ser amplificado, reemplaza rápidamente al contrabajo. Muy popular entre las mujeres y los amantes del groove, numerosas marcas le dedican toda una parte de su catálogo. Una oferta tan amplia puede dificultar el proceso de elección a quienes quieren comenzar a tocar este instrumento. Así que ¡sigue nuestra guía!

El bajo no es un instrumento complicado en sí mismo, pero hay una serie de factores en su diseño que sustentan la calidad del mismo. Por ello es importante conocer la composición del bajo así como una serie de aspectos técnicos que nos evitarán decepciones.

En primer lugar, decir que el bajo es una guitarra, pero con menos cuerdas, y su papel esencial se asocia a la percusión para componer la sección rítmica sobre la que el resto de músicos van a apoyarse al tocar.

El bajo se compone de cuerpo, mástil (los dos de madera), las pastillas,el hardware, los controles de volumen y tono, etc. La especie de madera utilizada en su fabricación no es de gran importancia en el sonido final resultante y tampoco será determinante en la elección del instrumento. Fresno, aliso, álamo... en la mayoría de los casos tu oreja no sentirá la diferencia aunque, evidentemente, unos tipos de madera son mejores que otros.



El cuerpo del bajo


El cuerpo del bajo es un ensamblaje de dos o tres piezas de madera pegadas entre sí para formar la estructura más maciza del instrumento. La parte superior del cuerpo, donde se asientan las pastillas, es la tapa. La parte del cuerpo que descansa sobre el bajista es la tapa trasera y los contornos se llaman aros. Entre los tipos de madera utilizados en la fabricación de un bajo encontramos principalmente aliso, fresno, álamo y caoba. En los modelos de gama baja podemos encontrar cuerpos de tilo o de pino, y en las tapas macizas maderas más duras como el arce e incluso maderas exóticas.



El mástil


Como en el caso de las guitarras, el mástil es un elemento determinante en la elección de un bajo. Las sensaciones al tocar o el sentimiento de confort serán decisivos para saber si un instrumento te conviene o no.

En un mástil podemos distinguir :
–  La parte posterior del mástil, sobre el que se apoya la palma de la mano o el pulgar.
–  El diapasón justo debajo de las cuerdas.
–  La cabeza o pala, donde reposan las clavijas.
–  La cejuela, la pequeña pieza situada en lo alto del mástil en el que se insertan las cuerdas.

Existen diferentes tipos de mástil en el mercado: más o menos planos, redondeados, con un radio concreto de curvatura del diapasón, trastes jumbo, mediums o large, mástiles de arce o palisandro, mástil lacado, barnizado o mate... las posibilidades son infinitas y satisfarán a todo el mundo.

La longitud del mástil de un bajo se denomina escala y se mide en pulgadas (34 pulgadas en la mayoría de los casos), permitiendo tocar notas muy graves (generalmente una octava por debajo de la guitarra). Resumiendo, cuanto más largo es el mástil, también la escala será más larga y más podremos descender en los graves. El tipo de cejuela influirá en el sonido resultante.

Existen también los mástiles atornillados, los mástiles que son una continuación del cuerpo del bajo y finalmente los mástiles encolados, menos habituales que en la guitarra. Los mástiles atornillados están fijados mediante 4, 5 o 6 puntos de fijación. Los mástiles que constituyen una continuación del cuerpo tienen la reputación de facilitar el acceso a los agudos y de asegurar un mejor “sustain” (duración máxima de la nota tocada), pero el uso de este tipo de unión mástil-cuerpo afecta al sonido y también al precio del instrumento.



El hardwaree


El hardware incluye una serie de partes metálicas del instrumento, tanto del cuerpo como del mástil, por ejemplo las clavijas de afinación o el puente (sirven fundamentalmente para conectar las cuerdas al instrumento). Los modelos son numerosos y es necesario comprobar la solidez y el buen montaje de estas diferentes piezas. Sobre todo en lo que respecta a las clavijas, de las que hay miles de modelos (modelo básico, de baño de aceite, clavijas con bloqueo...) Asegúrate de que cumplen su función principal, lograr una afinación correcta, fácil y estable.



La Pastillas


Obtendrás un timbre de sonido bien diferente en función de la pastilla que utilices. Existen dos tipos de pastillas: pastillas de bobinado simple y pastillas de doble bobina.

Las pastillas de bobinado simple ofrece una reproducción precisa en los agudos y punteada en los medios, pero una menor amplitud sonora que las de doble bobinado.

La doble bobina tiene la ventaja de proporcionar un mayor aislamiento eléctrico, eliminando interferencias y zumbidos, fenómeno recurrente en las pastillas de bobinado simple.

Los fabricantes se esfuerzan en proporcionar a las pastillas de doble bobina el espectro sonoro de las pastillas de bobina simple aprovechando su aislamiento eléctrico, en ocasiones a costa de la precisión. Las configuraciones de pastillas son múltiples pero a la vez recurrentes en los catálogos de las marcas.



Aprender a tocar


Tienes diferentes opciones para aprender a tocar bajo electrico. Obviamente, puedes aprender a tocar solo (Youtube es tu mejor amigo) o tomar clases con escuelas de música online. Si crees que un profesor es la mejor opción para ti, puedes tomar clases privadas en casa o clases grupales.


Utilizamos cookies para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación. Si sigues navegando, consideramos que aceptas su uso. más información.
Sí, entiendo