• Hotline +33 (0)1 81 93 09 00
  • Nuestras tiendas
  • Mi cuenta

MONTAR TU PROPIO ESTUDIO DE GRABACIÓN


Es verdad que no existe la configuración ideal de un estudio de grabación y que todo depende de lo que se quiera hacer con él, ya seas un beatmaker, un compositor, una banda o un solista. Con el fin de ayudarte a montar tu primer estudio de grabación en casa y a elegir entre la gran variedad de material propuesto por los fabricantes, te presentamos aquí una configuración sencilla para comenzar basada en elementos esenciales.


Definición de “Home Studio”


Se trata de un estudio de grabación y mezclas tanto para aficionados como para profesionales. Se compone de un conjunto de elementos derivados de la música asistida por ordenador para grabar, crear, procesar o mezclar música y sonidos. Dicho Home Studio te permitirá gestionar señales de audio o MIDI utilizando un ordenador, una tarjeta de sonido, un sistema de monitorización así como dispositivos adicionales como pueden ser un micrófono, un teclado, un sampler, una workstation o una mesa de mezclas.


El ordenador


¡Es el elemento central de un Home Studio! Por lo tanto, es indispensable disponer de un ordenador rápido y potente, con una buena placa base y un procesador de buena calidad. Para evitar errores durante la creación o mezcla de tu música, es preferible no usar otros programas al mismo tiempo (internet, juegos, tener abiertas varias ventanas...), ya que la música consume muchos recursos.

Para hacer una copia de seguridad es aconsejable disponer de un disco duro interno o externo de al menos 500 Go. Es importante disponer de una copia de seguridad en un dispositivo ajeno a tu ordenador, sobre todo en caso de fallo del disco duro interno.


Un software de creación musical


El software de creación musical o Digital Audio Workstation (DAW) te permite disponer de todas las funciones de una mesa de mezclas en tu ordenador. De un software a otro encontraremos más o menos las mismas funcionalidades, pero con una ergonomía diferente. Aquí tienes los más utilizados:

ProTools Cubase Ableton Live Reason


Se trata de softwares muy completos que ofrecen un número importante de pistas. También contienen plugins de efectos y de procesamiento, así como una gran colección de samples y de instrumentos modelados.


El teclado maestro


El teclado maestro o teclado de control se utiliza para controlar el software de creación musical, conectado directamente al ordenador a través de un puerto USB. A diferencia del teclado arreglador, el sintetizador o el workstation, el teclado maestro no dispone de sonidos o de ritmos pregrabados, pero permite la grabación de secuencias MIDI tocando un instrumento desde la aplicación.


La tarjeta de sonido


La tarjeta de sonido o interfaz audio es la parte de tu ordenador que permite procesar todos los elementos sonoros (voz, música, sonidos de sistema...) gracias a un software de creación y producción de audio. Podemos pensar que la tarjeta de sonido interna del propio ordenador es más que suficiente, sin embargo, una tarjeta de sonido externa nos ofrecerá múltiples ventajas, como por ejemplo, la conversión de analógico en digital o un conjunto de conexiones para su XLR, Jack, SPDIF u otros cables, lo que nos permitirá conectar instrumentos externos, micrófonos, auriculares, etc...

Una tarjeta de sonido puede presentarse de tres formas diferentes:

–  Un chip integrado en la placa base (chipset)
–  Una tarjeta interna
–  Una tarjeta externa

La elección de la tarjeta de sonido va a depender de:

–  La calidad de los convertidores, que a su vez determinará la calidad de las grabaciones.
–  La calidad de los preamplificadores, así como el número de entradas y de salidas (para altavoces, auriculares, etc).

Para ajustar la mezcla micrófono-instrumentos te recomendamos elijas una tarjeta de sonido provista de un botón de mezcla.


El sistema de escucha (monitoring)


Para crear tu propia música necesitarás, evidentemente, un sistema de escucha: auriculares o altavoces.

Auriculares


Para mezclar y grabar necesitarás unos auriculares. No es lo mismo unos auriculares hifi que unos auriculares de estudio. Estos últimos ofrecen un sonido más preciso y de mayor calidad (menos halagador, más neutro). Hay dos tipos de auriculares de estudio: los cerrados y los abiertos o semiabiertos. Generalmente se utilizan los auriculares cerrados para la grabación de pistas y los abiertos para las mezclas.

Sin embargo, no te aconsejamos las mezclas realizadas exclusivamente mediante los auriculares ya que, incluso con uno muy bueno, la salida de sonido puede ser engañosa y diferir de una escucha mediante altavoces. Así que, de vez en cuando, haz una pausa y escucha tu música con un buen par de altavoces.


Los altavoces


Los altavoces de monitoring o monitores de estudio proporcionan un sonido preciso, aparentemente fiel a la grabación inicial y destinado por tanto a ser trabajado y pulido. Para tu estudio de grabación es importante elegir altavoces lineales, que posean un buen equilibrio entre graves, medios y agudos. Este equilibrio en el sonido te permitirá escuchar y percibir hasta el más mínimo detalle, lo cual ayudará a conseguir la mezcla perfecta y así escuchar tu música en cualquier otro sistema de escucha.


El micrófono


Existen dos tipos de micrófonos: Los de cápsula o condensador y los dinámicos. Los micrófonos de cápsula permiten generar un sonido muy rico y captar la voz de una manera muy natural. Su principal inconveniente es que debido a su alta sensibilidad tienen tendencia a captar el ruido de ambiente. Los micrófonos dinámicos son menos sensibles a los ruidos externos que los de cápsula,registran mejor los tonos graves y en general son más robustos y resistentes.
También pueden ser clasificados según la direccionalidad, distinguiendo entre micrófonos omnidireccionales y direccionales

Micrófonos omnidireccionales


captan sonidos procedentes de todas las direcciones. Ha de tenerse en cuenta que los mejores modelos de micrófonos omnidireccionales tienden a volverse direccionales a altas frecuencias, por lo que un sonido de la misma intensidad que provenga de la parte trasera parecerá menos claro que otro que provenga de la parte delantera.

Micrófonos direccionale


existen diferentes tipos, como el micrófono cardioide (máxima sensibilidad en la parte frontal y mínima en la parte trasera), el supercardioide (ofrece un patrón de captura más estrecho que los cardioides y tiene un gran nivel de rechazo del ruido ambiental), o los bidireccionales (captan el sonido procedente de delante y de detrás pero no el de los laterales). Podemos incluir también en esta categoría los micrófonos de cañón, cuyo diseño mucho más sofisticado permite una mayor direccionalidad que la de los modelos más básicos.

¿Cuál de ellos elijo?


Los micrófonos direccionales tienen la ventaja de eliminar el ruido no deseado y reducir la reverberación. Pero en un buen ambiente acústico los micrófonos omnidireccionales, bien situados, logran preservar la calidad del sonido original y su respuesta plana y su falta de efecto de proximidad les convierten en los favoritos de los usuarios.

Ya dispones de los conocimientos básicos necesarios para montar tu propio estudio de grabación y así crear y/o grabar tu propia música. Te hemos presentado una guía resumida por lo que es evidente que te surgirán preguntas y dudas. No dudes en contactar con nosotros para obtener información complementaria que te será muy útil en la elección del material de estudio. El equipo de Star's Music está a tu disposición en nuestras tiendas o en el número de teléfono +33 01 80 930 900.


Utilizamos cookies para mejorar tu accesibilidad, personalizar y analizar tu navegación. Si sigues navegando, consideramos que aceptas su uso. más información.
Sí, entiendo